La Leyenda de Fuente Reniego

EL CAMINO DE SANTIAGO

La Leyenda de Fuente Reniego

A 13 kilómetros de Pamplona. En el transcurso de la cuarta etapa del Camino de Santiago (Camino Francés), Aquí, en el Alto del Perdón, sucedió una de las leyendas más conocidas de la ruta jacobea. Estamos hablando de la Leyenda de Fuente Reniega.

Si has hecho el Camino de Santiago (o, al menos, esta parte del recorrido) seguramente habrás escuchado este relato… y hasta habrás bebido en la fuente de la que se habla. En todo caso, nos vas a permitir que te la volvamos a contar. ¿Preparado?

Se dice que un peregrino que caminaba en los meses más calurosos del año llegó agotado y sediento al Alto del Perdón buscando ansiosamente un lugar donde refrescarse. En ese momento, se apareció el diablo ofreciéndole su ayuda a cambio de cumplir una condición: renegar de Dios. El peregrino no aceptó su propuesta y prefirió resistir, a pesar de su negativa, el Diablo volvió a ofrecerle agua con otra nueva condición: renegar de la Virgen. Por segunda vez, el peregrino rehusó su invitación y se mantuvo firme. El Diablo, consciente del sufrimiento del caminante, propuso un último requisito antes de guiarlo a una fuente donde saciar su sed: renegar del Apóstol Santiago.

Por tercera vez, el peregrino respondió al diablo con una negativa. Ocurrido esto, el Diablo se esfumó en el aire y, en su lugar, apareció el Apóstol Santiago. Éste, llevó al peregrino hasta Fuente Reniega (ya sabemos porqué se llama así), quien -¡por fin!- pudo saciar allí su sed… bebiendo agua de la vieira del propio Santo.

Desde el año 1996, en el Alto del Perdón hay un monumento en el que están representados catorce peregrinos. Se trata de una suerte de alegoría de la evolución del Camino de Santiago a lo largo de los tiempos.